Canudas, profesionales en franquicia elaboró un listado de posibles tipos de ubicaciones para las franquicias que te servirán de guía para ver todas las posibilidades que tienen tanto los franquiciantes como los potenciales franquiciados a la hora de instalar un punto de venta. ¡Sorpréndete con los más inusuales!

Comercio a la calle: Instalar una franquicia en un comercio a la calle ofrece la ventaja de alta visibilidad y fácil acceso para los clientes. Estas ubicaciones suelen estar en zonas de alto tráfico peatonal y vehicular, lo que incrementa la exposición de la marca. Son ideales para negocios que se benefician del paso constante de personas, como tiendas de ropa, restaurantes y servicios de conveniencia. Por ejemplo: avenidas comerciales (Av. Santa Fe), negocios de barrios (panaderías), zonas específicas de determinados rubros (Warnes).

Centros comerciales: Los centros comerciales proporcionan un flujo constante de visitantes y una experiencia de compras integrada. Tener una franquicia en un centro comercial asegura un público diverso y frecuente, ya que los clientes suelen visitar estos lugares para múltiples necesidades, desde compras hasta entretenimiento y gastronomía. (Strip Mall, Shopping, Malls)

Domicilio: La operación de franquicias desde un domicilio es ideal para negocios que pueden funcionar sin una presencia física constante, como los servicios virtuales, consultorías o ventas en línea. Esta modalidad ofrece menores costos operativos y la flexibilidad de trabajar desde casa, captando a un público que prefiere la comodidad de los servicios a domicilio. Un Show Room de indumentaria, por ejemplo.

Supermercados: Ubicar una franquicia en supermercados garantiza un tráfico continuo de clientes que visitan estos lugares para satisfacer sus necesidades diarias. Esto es especialmente beneficioso para servicios rápidos y productos de consumo frecuente. Generalmente al frente de las líneas de caja. Talabarterías, arreglos de zapatos, cerrajerías, tintorerías son algunos ejemplos

Virtuales: Las franquicias virtuales están en auge, permitiendo a los negocios llegar a un público global sin las limitaciones de una ubicación física. Esta modalidad es perfecta para tiendas en línea, servicios de suscripción y cualquier negocio que pueda operarse digitalmente, ofreciendo comodidad y accesibilidad a los clientes. Franquicias de capacitación on line.

Terminales de transporte: Instalar una franquicia en terminales de transporte, como terminales de ómnibus, estaciones de tren, aeropuertos (o aeródromos) y puertos asegura un flujo constante de personas en movimiento. Estos puntos estratégicos son ideales para negocios que ofrecen productos y servicios rápidos, como cafeterías, tiendas de conveniencia y servicios de información. Artículos regionales o tiendas de regalos.

Edificios comerciales: Los edificios comerciales albergan a numerosos empleados que pueden ser clientes potenciales. Tener una franquicia en estas ubicaciones proporciona una clientela regular, compuesta por profesionales que buscan conveniencia y calidad en servicios como comidas rápidas, cafeterías y tiendas de conveniencia. Es frecuente en edificios corporativos o de bancos.

Estaciones de servicios: Las estaciones de servicios son ubicaciones estratégicas para franquicias que buscan capturar el mercado de los viajeros y conductores. Negocios como minimercados, cafeterías y servicios de mantenimiento rápido de vehículos son ideales para estos lugares, ofreciendo conveniencia a un público en constante movimiento.

Condominios Residenciales: Los condominios residenciales son perfectos para franquicias que desean estar cerca de sus clientes y ofrecer servicios diarios o semanales. Tiendas de conveniencia, lavanderías y servicios de limpieza pueden prosperar en estos entornos, atendiendo a las necesidades inmediatas de los residentes. Entretenimientos para chicos, gimnasios, salones de belleza son algunos casos.

Store & Store: Esta modalidad de franquicia dentro de otra tienda maximiza el espacio y ofrece un valor añadido a los clientes. Un ejemplo sería un café dentro de una librería, proporcionando una experiencia integrada y conveniente para los consumidores.

Hospitales: Colocar una franquicia en hospitales o sanatorios puede ser altamente beneficioso para servicios como cafeterías, farmacias y tiendas de regalos. Estas ubicaciones garantizan un flujo constante de visitantes, pacientes y personal hospitalario que necesitan servicios rápidos y de calidad.

Universidades: Son centros dinámicos con un público joven y diverso. Franquicias que ofrecen alimentos, servicios de impresión, librerías y tiendas de tecnología pueden encontrar un mercado constante en estos entornos, satisfaciendo las necesidades diarias de estudiantes y personal académico.

Clubes deportivos: Ideales para franquicias que ofrecen productos y servicios relacionados con la salud y el bienestar, como tiendas de suplementos, ropa y artículos deportivos y servicios de nutrición. Estos negocios se benefician de un público comprometido con un estilo de vida activo.

Patios o plaza de comidas: en algunos países los patios de comida no necesariamente están en los shopping o centro comerciales. Son edificios a la calle en los que hay varias opciones gastronómicas que no compiten entre sí, utilizan servicios comunes como vigilancia, limpieza y el seating es común para todas las marcas.

Ubicaciones inusuales:  donde instalar una franquicia podría ser una oportunidad innovadora y estratégica: playas, parques temáticos o nacionales, hoteles, resorts o centros vacacionales, museos, bibliotecas o centros culturales, centros de convenciones o exposiciones, parques industriales, autódromos, zoológicos o acuarios, estadios deportivos (canchas de futbol, campos de golf, estadios de básquet, etc.)  áreas de descanso de autopistas, entre otros. Explorar estas ubicaciones inusuales puede ofrecer ventajas competitivas y abrir nuevas oportunidades de mercado para una variedad de franquicias, asegurando su presencia en entornos menos convencionales, pero altamente efectivos.

Cada una de estas ubicaciones ofrece ventajas específicas que pueden potenciar el éxito de diferentes tipos de franquicias, adaptándose a las necesidades y comportamientos de los consumidores en cada entorno.