Uno de los primeros pasos es plantear los objetivos que se busca con la implementación de la IA, algunos de los cuales pueden ser agilizar operaciones, tomar decisiones sobre inversiones, mejorar la experiencia con los clientes (por ejemplo con los chatsbots), la automatización de tareas, ahorrar tiempo y recursos, utilizar ChatGPT en el área de Comunicación, entre otros beneficios. Desde la consultora SURACI Evolución de Empresas, recomiendan que la implementación debe ir de la mano de la contratación de profesionales especializados para la capacitación de los empleados.

El uso de la IA es cada vez más cotidiano y propone un juego más eficaz en el uso de la tecnología, la relación con los clientes y la optimización de los recursos y el tiempo.

En ese marco, muchas compañías pequeñas o multinacionales comenzaron a ver con buenos ojos esta herramienta, útil también en el sistema de franquicias. El desconocimiento sobre cómo utilizarla es la primera barrera que se impone entre los que buscan sumarse al mundo digital.

Plantear objetivos, la clave para su eficacia

Uno de los pilares principales que cada empresa debe pensar a la hora de incursionar la IA es poner en claro cuáles son los objetivos que busca con su implementación.

Las empresas, sean del tamaño que sean, pueden agilizar operaciones, tomar decisiones sobre inversiones, hacer un diagnóstico de la situación y mejorar las experiencias con los clientes.

Una de sus ventajas es la capacidad que tiene la IA para automatizar tareas, mediante el uso de software o chatbots. En este sentido, las compañías pueden ahorrar tiempo y recursos. Esto libera a los empleados para enfocarse en aspectos más estratégicos y creativos de su trabajo.

En el caso de los chatbots creados con Inteligencia Artificial, permite potenciar la experiencia con los clientes, con una atención permanente las 24 horas. Los chatbots pueden comprender y responder consultas de los clientes en tiempo real, brindando asistencia precisa y oportuna.

El ChatGPT es utilizado en la actualidad por profesionales de la comunicación y el diseño. Por lo que si la empresa tiene un departamento de Marketing y Comunicación, algo prioritario en cualquier rubro, con un poco de curiosidad y la ayuda de explicativos gratuitos, los profesionales pueden sacarle provecho a la herramienta, que brinda ideas precisas de acuerdo a su demanda.

El uso de la IA en las Franquicias

Según la Guía Argentina de Franquicias (GAF), el impacto que provoca el uso de la Inteligencia Artificial en el sistema de franquicias es propicio para mejorar el desarrollo de cada marca.

En primer lugar, se puede utilizar para la selección de franquiciados. A través de algoritmos de aprendizaje automático, la IA puede analizar la demografía, el historial financiero y otros datos relevantes para evaluar la aptitud de un candidato para ser un franquiciado exitoso.

Otro uso es para el Apoyo al franquiciado. La IA se puede utilizar para brindar soporte a los franquiciados, ayudándolos a administrar sus operaciones diarias, responder preguntas y solucionar problemas técnicos.

El Análisis de Datos es otro aporte importante, tanto para la red de franquiciadores como para cada franquicia individual, lo que puede ayudar a identificar tendencias, identificar debilidades y mejorar la eficiencia y el éxito general del sistema de franquicias.

Y en el área de Marketing la Inteligencia Artificial ayuda a segmentar y personalizar las campañas para búsqueda de franquiciados. Al igual que su uso en capacitaciones, brinda herramientas interactivas a los franquiciados, ayudándolos a comprender mejor el negocio y prepararse para el éxito.

Desde la consultora SURACI, evolución de empresas agregan: “Creemos que todas las herramientas tecnológicas son de suma utilidad y deben incorporarse, aunque también entendemos que hay una parte humana que es sumamente importante al momento de desarrollar negocios y que no puede ser reemplazada. Confiamos que sostener el vínculo cara a cara hace que las relaciones prosperen de mejor manera, por lo que se debe buscar una mix que sea ideal para cada situación”.

Inversión en tecnología y capacitación

Una vez tomada la decisión de implementar el uso de Inteligencia Artificial, las marcas deben saber que la inversión en tecnología e infrestructura es el primer paso.

Esto incluye la adquisición de software de IA, la contratación de profesionales especializados para la capacitación de empleados en la implementación y la integración de soluciones de IA en los sistemas existentes.

De esta manera, las empresas que quieran resolver un problema mediante la IA lo puedan hacer, teniendo en cuenta que la herramienta no va a reemplazar el trabajo. Al contrario, es un acompañamiento importante, para que el trabajo sea eficaz y aporte valor de crecimiento a las compañías.

(*) Por SURACI Evolución de Empresas.