El martes 31 de agosto la AAMF brindó para sus asociados una charla de Gonzalo Otálora en la que destacó la importancia del storytelling para lograr ventas y efectivizar la comunicación de las marcas.

Durante el webinar, Gonzalo Otálora resaltó la importancia del storytelling, o las historias que ayudan a vender, pudiendo influenciar a la audiencia de manera más integral, utilizando las emociones que se producen al momento de contar una historia como herramientas poderosas de persuasión.

Porque además de la credibilidad de la persona (y la marca), la empatía que se logra entre el inversor la marca y el/ la representante de la marca es fundamental. Y es aquí donde el storytelling marca la diferencia, porque no es lo mismo contar que explicar. Al contar, los puntos obvios los cuenta la misma historia, convirtiendo a los objetos en objetos con significado. En el caso de una franquicia podemos decir que la clave es conectar de tal forma que no perciba que “le estamos vendiendo una franquicia” sino que lo estamos ayudando, ofreciéndole un negocio efectivo, de acuerdo a sus necesidades

Para que el storytelling impacte positivamente, es clave conocer la necesidad del interlocutor. No es contar historias al aire, sino armar historias específicas de acuerdo a la particularidad de la audiencia a la cual me dirijo.

Para eso, Otalora brinda tres puntos clave para lograr un storytelling efectivo:

  • Conocer como funciona la herramienta del storytelling, como se estructura, ¿qué busco generar en el otro?
  • Entrenar la herramienta para mejorar
  • Tener los guiones estructurados. No es armar una historia bonita, sino presentar una historia para cada tipo de audiencia y para cada momento del proceso de venta.

De esta manera, al armar storytelling uno está armando una “Novela de Compra” con distintos capítulos y personajes, que recorre la historia de alguien interesado una franquicia hasta el momento en que se efectiviza la compra.

Si te perdiste el webinar, podés verlo desde AQUÍ

Te invitamos a escribir tu propia historia!