Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



AMZ INFORMA Nº 04/14

 

NUEVA REGLAMENTACION SOBRE LOS ACCIDENTES DEL TRABAJO (Decreto 472/14)
El Decreto 472/14 (B.O. 11.04.14) reglamentó a la Ley 26.773 que, a su vez, introdujo importantes modificaciones al régimen de reparación de los accidentes del trabajo y las enfermedades laborales de la Ley 24.557 (para mayor detalle ver AMZ INFORMA 18/12). A continuación, los principales alcances de esta nueva norma reglamentaria:

1. Extinción del carácter provisional de las incapacidades: Los infortunios ocurridos a partir del 04 de noviembre de 2012, inclusive, no tendrán carácter provisional en el supuesto que generen una Incapacidad Laboral Permanente (ILP). Recordamos que la ILP tenía carácter provisorio durante los primeros 36 meses a la espera que se consolide el porcentaje de incapacidad del trabajador y que se inicia al finalizar la Incapacidad Laboral Temporaria (ILT). A su vez, esta ILT es el primer periodo de 12 meses contados desde la fecha del accidente. De esta forma se adelantan los plazos para los pagos al trabajador.

2. Prórroga del periodo inicial de ILT: Cuando no exista certeza sobre el grado de incapacidad del trabajador una vez transcurridos los primeros 12 meses desde el accidente o la enfermedad, la ART podrá solicitar que la Comisión Médica otorgue un nuevo periodo de 12 meses para ver cómo evoluciona el trabajador. Durante este nuevo periodo de 12 meses, la ART deberá continuar abonando las prestaciones dinerarias igual que lo venía haciendo durante el primer plazo de 12 meses de ILT. El pedido de prórroga del periodo original de ILT es una obligación a cargo de la ART y no del empleador.

3. Indemnizaciones para ILP: Se mejora la situación de los trabajadores que sufran una ILP superior al 50% e inferior al 66% estableciéndose que percibirán (i) una indemnización de pago único igual a 53 veces el valor mensual del ingreso base (remuneración mensual) multiplicado por el porcentaje de incapacidad y por un coeficiente que resultará de dividir el número SESENTA Y CINCO (65) por la edad del damnificado a la fecha de la primera manifestación invalidante. Este importe no podrá ser inferior al tope mínimo que rija a la fecha del cálculo; (ii) una indemnización accesoria de pago único en compensación por cualquier otro daño no reparado, equivalente al veinte por ciento (20%) de la indemnización anterior y (iii) otra indemnización adicional de monto fijo igual para todos los trabajadores y actualizada.

4. Ejercicio de la opción entre el "régimen especial" y el "régimen común": se reglamenta el contenido, forma y plazo de la notificación que la ART debe enviar al trabajador para que opte por el régimen indemnizatorio. Recordamos que el trabajador tiene el derecho de optar entre la reparación del daño de acuerdo al régimen de la LRT o la que corresponda por el régimen común (Artículo 1113 del Código Civil u otro régimen aplicable).
a) Alcance de la Opción: la elección es excluyente entre las indemnizaciones previstas en régimen especial y las que puedan corresponder por el régimen común. Al ser excluyentes no se acumulan en ningún caso.
b) Notificación: el trabajador, o sus derechohabientes en caso de muerte, deberán recibir una notificación una comunicación fehaciente con la explicación detallada de los importes que tienen derecho a cobrar conforme el régimen especial. Esta notificación estará a cargo de la ART o, en caso de omisión, del empleador.
c) Ejercicio de la opción: el trabajador podrá optar a partir de la recepción de la notificación entre (i) recibir las indemnizaciones del régimen especial o iniciar (ii) acciones judiciales para recibir las indemnizaciones por régimen común.
d) Opción tácita: el cobro de sumas de dinero o el inicio de un juicio en uno u otro régimen, implica que el trabajador ha ejercido la opción con plenos efectos.
e) Prestaciones en especie y dinerarias ILT: la percepción de las prestaciones en especie y/o de las prestaciones dinerarias durante la Incapacidad Laboral Temporaria no implican, en ningún caso, el ejercicio de la opción.

5. Actualización: se establece en forma taxativa cuáles son los importes que se actualizarán de curos a la variación del índice RIPTE, a saber:
a) Montos fijos y únicos establecidos para las indemnizaciones accesorias previstas en el Art. 11 de la LRT.
b) Montos mínimos que deberán abonarse por las distintas indemnizaciones conforme Decreto 1694/09.



AMZ INFORMA Nº 04/14

 

REPRESENTACION SINDICAL – FALLO DEFINITIVO CONTRA CAMIONEROS
Los embates del Sindicato de Camioneros y la presión de este Sindicato sobre las Empresas para que modifiquen el convenio colectivo de trabajo que aplican a sus trabajadores son hechos conocidos. El fallo definitivo de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo expone claramente la invalidez de estas modificaciones obtenidas bajo presión (Sala VIII, "Sindicato Trabajadores de Industrias de la Alimentación y otro c/ Gate Gourmet Argentina S.A.", 19.03.14).
Una breve síntesis facilitará la compresión sobre el alcance de este importante fallo.
El Sindicato de Camioneros presiona a la Empresa y logra que ésta firme un acuerdo mediante el cual se traspasa al CCT 40/89 de Camioneros a un grupo de trabajadores que, con anterioridad al conflicto, estaban comprendidos en el CCT 244/94 de la Alimentación. Luego, el Sindicato de la Alimentación decide iniciar una juicio de amparo contra la Empresa por haber firmado el acuerdo que generó la modificación del convenio colectivo aplicable a los trabajadores que representaba, produciéndose los siguientes pronunciamientos judiciales:
a) Sentencia de primera instancia mediante la cual se hizo lugar a la acción de amparo y se declaró que el acuerdo firmado entre la Empresa y el Sindicato de Camioneros era inválido (Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo Nº 54).
b) Sentencia de la Sala III de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo que revoca el fallo anterior y declara válido el acuerdo mediante el cual los trabajadores pasaron bajo la órbita del Sindicato de Camioneros.
c) Sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que deja sin efecto el pronunciamiento de la Sala III por cuestiones formales y ordena que se dicte un nuevo pronunciamiento.
d) Finalmente, la sentencia de la Sala VIII que, en pocas palabras, confirma la sentencia del Juzgado Nº 54 y establece la nulidad e invalidez del acuerdo firmado entre la Empresa y el Sindicato de Camioneros.
La relevancia de este último fallo radica en las consecuencias prácticas que se deben conocer y valorar a la hora de enfrentar conflictos donde los sindicatos se disputan la representación de los trabajadores y pretenden utilizar a la Empresa como el canal para resolverlos. En tal sentido, señalamos que:
· La actividad principal del Empleador es el hecho jurídicamente relevante para establecer el convenio colectivo de trabajo aplicable a sus empleados. La logística y el depósito son tareas accesorias de un establecimiento dedicado a otra actividad y, en consecuencia, no están representadas por el Sindicato de Camioneros.
· Carece de validez el acuerdo entre la Empresa y un Sindicato reconociendo la representación los trabajadores a un Sindicato sin representación.
· La homologación del acuerdo antes mencionado carece de importancia, el acuerdo es igualmente inválido.
· Existe un procedimiento previsto en el Artículo 59 de la Ley 23.551 para que los sindicatos resuelvan sus diferendos sobre representación y la firma de un acuerdo con el Empleador no puede sustituir este procedimiento.
· La alternación incorrecta del encuadre convencional expone a la Empresa a los eventuales reclamos del Sindicato perjudicado.
Es claro que los tiempos de la justicia no siempre se corresponden con las necesidades de resolver un conflicto en las puertas del establecimiento. Sin perjuicio de ello, es fundamental tener presente que la exposición de las empresas no se limita al primer momento del conflicto sino que, además, se extiende hasta la definitiva resolución de los conflictos.